6 jun. 2010

1984. es necesaria otra revolucion?


Hace unos días termine de leer el libro 1984, de George Orwell, que tenia rato de dejarlo en el olvido… La temática?.. Un mundo paralelo (…al momento de escribirlo se refería al futuro pero como esa fecha ya paso pues…) dividido en tres súperestados con gobiernos totalitarios, capaces de controlar  las formas de vivir, pensar y concebir la realidad de sus habitantes. Uno de ellos (aunque no dudaría que los tres) se rige por tres consignas:
·         La Guerra es la Paz
·         La Libertad es la Esclavitud
·         La Ignorancia es la Fuerza.
Winston Smith, un ciudadano de uno de este país,  se rebela contra su gobierno y está en desventaja. Solo inicia con el silencio de sus pensamientos en un lugar donde  son vigilados, hasta en los baños, con cámaras y micrófonos. Luego llegará un diario  y posteriormente encontrara adeptos a su causa. Sobre si ganara o perderá no se los diré, ( …léanlo bola de huevones… ja,ja,ja… como si tuviera muchos adeptos…) pero me dejó con algunas reflexiones  sobre la forma en que nos hemos manejado en México y sobre la democracia, y también con una pequeña cátedra para todos aquellos hijos de la chinaca que creen que se deba hacer una revolución este año; porque los libros reflejan el mundo real.
Primer texto para los agresivos revolucionarios: “el mundo fue habitado por tres clases de sujetos: Altos, Medianos y Bajos…han llevado distintas denominaciones…pero la estructura medular de la sociedad no ha sufrido cambios. Aun tras tremendas conmociones y cambios al parecer irreversibles, dicha estructura ha vuelto a reinar...“   
Totalmente cierto, no solo en México, sino en todo el mundo y en todas las épocas, siempre ha existido esa pirámide de gente aunque no siempre se distingan muy bien los límites entre los tres niveles.  En nuestro caso, desde el tiempo de los Mexicas hasta hoy, han existido (sé que no son todos):
·         Pipiltin, macehualtlin y tlacotin en tiempos de los Mexicas.
·         Peninsulares, criollos y castas en la conquista.
·         Conservadores, liberales  y el pueblo desde la consumación de la independencia hasta Porfirio Díaz.
·         Don Porfirio y Cía.: incluye aparato de gobierno, hacendados, terratenientes, compañías extranjeras y mandos altos del ejercito; los letrados: gente culta que formaba partidos opositores, universitarios jóvenes, licenciados, profesores, licenciados e ingenieros, uno que otro capataz, hacendado chico, hijo de riquillos entre otros; y el pueblo: esclavo por deudas, pero aun así pueblo…. A partir de aquí se hace difícil, porque se mezclan un poco, pero aun así hay altos medios y bajos.
·         El PRI y Cía.; los partidos opositores, gente intelectual y pequeños empresarios; y el pueblo, que pasó de no comer nada a comer puro “atole con el dedo”.  Desde la creación del partido hasta el 2000.
·         Los partidos políticos, los narcos, grandes empresarios y otros (incluidos los pejelagartos) que no hacen nada pero como tragan y cobran. La gente intelectual, pequeños y medianos empresarios, gente con un trabajo decente, inventores exitosos y uno que otro “lambiscón de lambiscones” (traducción:  el “sobalterno” del subalterno de un jefazo). Y el “resto” del pueblo, donde algunos tienen celular, computadora, tv por cable o buena ropa; pero no tragan más que puro atole con el dedo, pan-bol y telera (por cierto, ya empieza la oferta de un mes con cuatro de suspenso) y harto chile.  Todo esto del 2000 hasta ahorita.
Así que siempre se ha respetado esa jerárquica y se respetara. Solo cambia quien es el cabrón que manda. Las revoluciones no generaron en corto plazo más que muerte, devastación y carencias de todo tipo. Pero después de un tiempo regresamos a lo mismo.
Algunos (si es que hay más de 2 leyendo esto) dirán: “No, pero si han cambiado las cosas, antes nos gobernaban los españoles y ahora lo hacemos nosotros…  Somos independientes y soberanos… Tenemos nuestras leyes y ahora hay menos pobres que antes… en tiempos de Don Porfirio el pueblo trabajaba un chingo y no se comía ni madres; ahora es mas relax…“ y cosas por el estilo
Bueno, eso es cierto en parte. Nos “gobernamos a nosotros mismos” como un país “independiente”.  Pero la estructura de la sociedad mexicana no ha cambiado y todo se debe a las características de “las clases” Alta,  Media y Baja.   No me creen?... Segundo fragmento:
 “Los altos quieren quedarse donde están. Los medianos tratan de arrebatarles sus puestos a los altos.  La finalidad de los bajos cuando la tienen –porque su principal característica es hallarse aplastados por las exigencias de la vida cotidiana- , consiste en abolir todas las distinciones y crear una sociedad en que todos los hombres sean iguales.” 
Otro punto totalmente cierto, el grupo que tiene consciencia de lo que sucede y no tiene el poder, desea quitárselo al grupo que lo posee y en algún momento lo logrará; aunque lo intentemos negar con choros y argumentos, solo se desea eso, el poder. Esto fue la causa de inconformidad de las revoluciones que nos caracterizaron. 
·         Por la inconformidad de los gobernantes sometidos por los mexicas, se logro la conquista.
·         Por la inconformidad, de no dejarles puestos de cargos importantes, de los criollos hacia los peninsulares se inicio la guerra de independencia.
·         Por la permanencia en el gobierno de los liberales, los conservadores hicieron tanto desmadre -y viceversa, si se revisa bien la historia-, durante los primeros años de México independiente.
·         Porque Díaz no soltó el poder durante 30 años se inicio la revolución.
Y si, el pueblo estaba sumergido en los problemas de la vida cotidiana. 
Hoy en día todos se preocupan por controlar su gasto, alimentar a sus hijos, pagar el cel., volarse el cable o el internet; llevar a sus hijos a la escuela; “pasar” las materias de la escuela; rezarle a la virgen pa’que ganen las “zopilotas mojadas”, las “perras con cuernos” o “los pulqueritos verdes”; enterarse y esparcir el chisme sobre el vecino de a lado que es un pinche drogadicto webon o  sobre la vecina de enfrente que es una zorra;  juntar para pagar las deudas acumuladas aunque siempre hay pa’l “toque” o pa’las “guamas”;   criticar a los políticos a lo wey (todavía recuerdo a un pendejo de la colonia que decía que el metrobus fue una de las pendejadas de “Calderon” para chingarnos… yo solo me cagaba de la risa… aclaro, para todos los pendejos seudoizquierdistas: el que inicio eso del metrobus fue Obrador y el continuador fue Ebrad…) , irse o no de mojado para Estados Unidos, entre otras exigencias.
Ahora que si el pueblo tiene ratos libres puede preocuparse lo que le paso a Cabañas, a Paulette o al jefe Ciego. Dentro de unos días, todos estarán atentos en “la oferta de mes de junio pan-bol y telera con 4 de suspenso” (para los pendejos que aun no entiendan mi analogía, me refiero al mundial de futbol y los cuatro partidos que siempre ofrece la selección de nuestro país), telera bien acompañada de un aumento en los precios, los desastres naturales ocasionados por la temporada y demás pendejadas ocasionadas por los políticos…. Sip, el pueblo sumergido en las exigencias de la vida!!… no se diga de los que realmente andan jodidos.
El progreso que tenemos ahora es proporcional al progreso que teníamos antes. Los mexicas no tenían automóviles, caballos, luz eléctrica, armas de fuego, televisión o internet. Sin embargo  pero sus tlacotin (esclavos) podrían liberarse si se pagaba su deuda, sus hijos nacían libres y hasta podían llegar a ser destacados guerreros o ricos mercaderes. Las exigencias de un “esclavo” mexica (considerado el nivel bajo) se basaban en la supervivencia, servir a sus amos e intentar pagar sus deudas, pero no tenia que preocuparse por las “necesidades” de una vida como la actual.  De hecho, la mexica es una de las pocas sociedades del pasado que ha tenido una buena consideración con sus “esclavos”.
Las revoluciones solo cambiaron quien era el que se mantenía en el gobierno, pero pocas veces significaron un cambio que reflejara un verdadero “progreso”; solo se lograba lo inevitable. Francia y Estados Unidos iniciaron y consumaron la rebelión contra un gobierno corrupto y absurdo (la monarquía absolutista)  a través de la razón: Por qué nos debe gobernar un wey que se cree dios y esa tan lejos del territorio que gobierna? Nosotros somos de aquí, nacimos aquí, sabemos la problemática de estas tierras. No conviene que seamos nosotros los que nos gobernemos y mandemos a la “goma” a esos monos que ni son de aquí? Después de esto siguió toda América.
Pero aun así se mantuvo la estructura. Los “altos” y los “medios” solo cambiaron de lugar después de esas luchas armadas, algunos ni eso (sino me creen pregúntenle a Santa Anna)… el pueblo?  Que se chingue como siempre… pruebas? .. Ok, tercer fragmento; los corchetes indican de quien se trata, porque esa parte es algo ambigua.
“Entonces  [los altos] son derrotados por los Medianos, que llevan junto a ellos a los Bajos porque les han asegurado que ellos [los Medianos] representan la libertad y la justica. En cuanto logran sus objetivos los Medianos abandonan a los Bajos y los reenvían a su vieja posición de servidumbre, convirtiéndose ellos [los Medianos] a su vez en Altos. Entonces, un grupo de Medianos se separa de los demás y empiezan a luchar entre ellos”.
Les suena conocido?... no?... en serio!!… si quieren lo discutimos con un chela para que hagan memoria… Ya?... re sinden?… Bueno ya… repuestas:
En México esto es algo muy común cada vez que hay elecciones. Políticos peleando por el derecho a “latiguearnos” cada cierto tiempo (de 3 a 6 años usualmente) nos hacen las mismas promesas de liberarnos del los “yugos” creados y continuados por los “fustigadores” anteriores. Las más usuales son quitarnos los impuestos, eliminar la inseguridad, reducir la pobreza y ofrecer más empleos. Con estas se convence a la gran mayoría de que su causa es “la buena” y se aluden como una representación de libertad y justicia. 
Luego de las elecciones, estos “Mesias” se olvidan de que existe un grupo de gente que los apoyo y valiéndoles un comino lo que prometieron se convierten en todo lo opuesto a dichas promesas. No importa si el color es azul, amarillo, verde o tricolor, (Después me “linchare” a esos hijos de la p…olitica mexicana, uno por uno o por bloques), todos en menor o mayor grado son iguales. Así la que democracia en México es una farsa, no existe realmente. Aquí en México existe una oligarquía mezcla de demagogia, cleptocracia y partitocracia.
Si han sobrevivido hasta este punto, tomen un pequeño relax y vean la animación.
La analogía es esta: En la democracia, el pueblo siempre sufre cuando ejerce su derecho a tener lo que merece. El gobierno, tranquilo desde su sitio solo manda el “estate quieto”….  Los gobernantes  se turnan para moler a golpes al pueblo…  Y a pesar de todo, les pagamos a los cabrones!!!!
Y aquí es donde reflexiono: OK, la política mexicana se ha degradado nuevamente hasta un punto que “parece” crítico. Ya es demasiado abuso por parte de estos malos gobernantes y sinceramente merecen ser exterminados… pero… es necesaria una revolución?... no hemos aprendido, como pueblo, de dos grandes revueltas armadas (que, según se dice, festejamos este año) acerca de las consecuencias de enfrentar sin una perspectiva de futuro y solo obtener el poder por el poder?... o solo se desea cambiar para seguir fregados otros 100 años?
Por eso les digo a esos hijos de p…ostura en favor de las revoluciones, que no se atrevan a iniciar una revuelta armada a menos que su revolución incluya un cambio permanente en la naturaleza en toda la humanidad;  sino no ganaran nada a la larga…
Bueno, supongo que el Peje, ambicioso de poder, hará el intento por las malas porque nunca podrá por la vía “legal”… 
Del 2007… pero aun así aplica… jajaja

1 comentario:

Freakie dijo...

En la primer animación yo seria el camarógrafo que filma las escenas GORE del coyote y quién le provee de sus artefactos chinos jojojo

! Buen post para haber sido escrito por un robot !